Posts Suscríbete al blogComentarios

¿Assassin's Creed III ambientado en Estados Unidos?

Nuevos rumores apuntan a que Assassin's Creed 3 será ambientado en Estados Unidos, y más precisamente en la Guerra de la Independencia. Según CVG, una fuente cercana al proyecto asegura que el juego que se lance este año será ambientado en norteamérica. Además, confirmó que esta nueva entrega se mostrará públicamente antes del 31 de Marzo, por lo que no deberíamos esperar mucho para su anuncio.



Varias pistas a lo largo de estos años han indicado que este puede ser el posible nuevo escenario. Una de ellas fue la reciente encuesta publicada por Ubisoft sobre los posibles escenarios para un futuro Assassin's Creed. En ella, el enfrentamiento entre los colonos británicos y los nativos americanos en la Guerra de la Independencia norteamericana era una de las opciones.

Recordemos que si esta entrega se llegara a ambientar en este escenario, podrían incluir a muchos personajes históricos, como George Washington, quien (en el universo de Assassin's Creed) tuvo en su poder una Manzana del Edén. ¿Será el lugar adecuado para el próxima juego de la saga?
Leer más...

Ya disponible el pack Viajeros del Mediteraneo para ACR

El pack Viajeros del Mediteraneo para Assassin’s Creed Revelations ya está disponible desde ayer en PlayStation Store por un precio de 9.99€, pero además de esto, Ubisoft también ha añadido a la tienda online de PlayStation una versión de prueba de este contenido descargable.

La prueba del DLC tendrá una duración de 2 días y será totalmente gratuita con la condición de que en dicha prueba no podremos adquirir los trofeos que vienen en la versión de pago.



El pack Viajeros del Mediteraneo expande la parte multijugador de Assassins Creed Revelations y añade seis nuevos mapas, que se abren a través de diferentes terrenos.

Los jugadores pueden viajar a la majestuosa Ciudad Santa de Jerusalén, explorar la zona lujosa imperial de Constantinopla, y descubrir el colorido barrio comercial de Dyer. Los fans de la serie también pueden jugar en sus mapas favoritos de Assassin's Creed: La Hermandad. Explorar la histórica ciudad de Florencia, recorriendo las montañas de San Donato además de visitar Siena por la noche.

Leer más...

Premio en el modo Multijugador de ACR

Se puede decir que hemos conseguido entre todos los jugadores del modo multijugador de Assassin's Creed Revelations, el reto de COMBATIR Y MATAR A TODOS LOS ENEMIGOS haciendo un total de 15 millones de enemigos asesinados, que es lo que Ubisoft nos dió como límite hasta el día de hoy.

Como recompensa habremos desbloqueado el mapa de Ippokratous para todos nosotros para poder jugar en él, cualquier modo de juego.

 
 
Leer más...

Assassin's Creed III será "el más grande"




Yves Guillemot Guillemot, CEO de Ubisoft, confensó en una entrevista al medio MCV que tiene grandes esperanzas para el título que saldrá en este 2012, y descarta la idea de que las entregas anuales arruinan la saga.

"Assassin's Creed es una increíble franquicia, y hay muchas expectativas de que continúe creciendo. Estamos fascinados con su continuo éxito hasta ahora: en Estados Unidos, Assassin's Creed: Revelations ha estado en el top 10 durante un año entero, algo que demuestra que la demanda está ahí", confesó Guillemot.

"Creemos que el ofrecer entregas de una periodicidad regular de la franquicia y el expandir la marca a otras plataformas continuará satisfaciendo la demanda, mientras que al mismo tiempo atraeremos nuevos fans. Y estamos seguros de que la próxima entrega de Assassin's Creed sea la más grande hasta la fecha."

"Si seguimos produciendo juegos de alta calidad y trayendo a la gente de mayor talento, estoy seguro de que llegaremos a esa meta de convertirnos en el número uno.

Ubisoft tiene grandes ambiciones para 2012 y, si recordamos, trabaja en esta entrega desde que terminaron con la producción de Assassin's Creed: Brotherhood. ¿Cómo creen que será Assassin's Creed 3 respecto a su historia?
Leer más...

Próximamente en Ubiworkshop


Esta semana, Ubiworkshop se presentó con increíbles novedades para los lectores de su página. Una de ellas fue el anuncio de Assassin's Creed: The Chain, secuela de la saga de cómics de The Fall, para mitad de año. En uno de sus blogs asegura que su desarrollo progresa muy rápido y podría llegar a mitades de 2012.



Además, el sitio anunció que repusieron copias de Assassin's Creed: The Fall - Deluxe Edition y las camperas con capucha de Desmond que se pueden encangar en el mismo sitio. Por su parte, las camperas se encuentran a US$90.00 y están disponibles en diferentes talles.

Recordemos que Assassin's Creed: The Fall - Deluxe Edition contiene los tres volúmenes de The Fall, saga de cómics narra la historia de Daniel Cross y su antepasado Nikolai Orelov, además de un epílogo exclusivo de 10 páginas que nos ayudarán a entender la historia de The Chain.
Leer más...

Trailer del Pack del Viajero Mediterráneo para ACR

Desde el pasado mes de noviembre los usuarios de Xbox 360, PlayStation 3 y PC pueden disfrutar de 'Assassin's Creed Revelations'. Sin embargo, las aventuras de Ezio y compañía siguen prolongándose gracias a un nuevo DLC que llegará este mismo mes de enero.








Bajo el nombre de "El Viajero Mediterráneo" llegará un nuevo pack de mapas para el modo multijugador que nos trasladarán a las calles de Jerusalén, el Distrito Imperial de Constantinopla o el Distrito de los tintoreros. Además, el pack también incluirá Florencia, las Montañas de San Donato y la noche de Siena, mapas revisados originales de 'La Hermandad'.


Disponibilidad y precios:

El nuevo pack de mapas multijugador llegará a Xbox LIVE, PlayStation Network y PC el próximo 24 de enero. Este contenido extra descargable tendrá un precio de 800 Microsoft Points para la consola de Microsoft y de 9,99 euros para PlayStation 3 y PC. Podéis ver tres nuevas imágenes del nuevo DLC de Ubisoft a continuación.
Leer más...

Ubisoft revela detalles de Assassin's Creed III


Ubisoft por fin comenzó a revelar algunos detalles de Assassin’s Creed III. Primero que todo, este ultimo tiempo se ha especulado tanto de esta nueva entrega, que existen muchas posibilidades de que mas de alguna sea cierta, por el momento nos vamos a limitar con lo que dice Ubisoft.

Acaban de mencionar, que Assassin’s Creed III, no sera netamente Desmond el protagonista , ya que como Jean – Francois Boibin (Productor y diseñador de juegos, trabajando actualmente en Ubisoft Montréal) afirmo, que  van a seguir con la mecánica de la saga, es decir que el próximo juego, también presentara un nuevo asesino como antepasado de Desmond. El detalle de como estará presente, si en animus o en efecto sangrado aun no ha sido revelado, pero estaremos contándoles cualquier novedad.

Esta información les podrá hacer una idea de como sera la próxima franquicia
Leer más...

El director creativo de Revelations abandona Ubisoft


El director creativo de Revelations abandona Ubisoft

Alexandre Amancio, el director creativo de Assassin's Creed: Revelations, abandonó Ubisoft para formar parte de Cossette (compañía de marketing localizada en Canadá). Se había unido a Ubi en el año 2005 para luego trabajar en Far Cry 2.

"Los videojuegos y la publicidad tienen muchas cosas en común. En ambas industrias, simpre se buscan nuevas formas de atraer al consumidor a la marca," declaró Amancio:

"Además, al igual que en la publicidad, la industria de videojuegos debe tener en cuenta y saber administrar la dimensión social en su desarrollo y estrategias. El juego ya no es sólo un juego, es una comunidad, es la relación entre los jugadores y la marca."

Por su parte, Ubisoft se negó a dar detalles sobre la salida de Amancio de la compañía. Recordemos que este es el segundo desarrollador importante que Ubisoft deja marchar en dos años, ya que el director creativo de las tres primeras entregas de la saga, Patrice Désilets, se fue en 2010 para unirse al grupo de THQ.

¿Cómo afectará este suceso al desarrollo de Assassin's Creed 3?
Leer más...

El DLC 'Viajero del Mediterráneo' llegará el 24 de Enero

Ya tenemos el segundo DLC llamado El Viajero Mediterráneo, del que podréis disfrutar a partir del 24 de enero del 2012. Este DLC agrega un total de 6 mapas al Multijugador de Assassin’s Creed Revelations para aumentar la jugabilidad. Tres nuevos mapas de marca:
  • Jerusalem
  • Imperial
  • Dyers

Estarán empaquetados junto a los tres mapas favoritos que más han disfrutado los fans en Assassin’s Creed La Hermandad:

  • Florence 
  • San Donato 
  • Siena



El Viajero Mediterráneo estará disponible para descarga el 24 de enero por 800 Microsoft Points en Xbox LIVE y $9.99 en PlayStation Network y Windows PC.
Leer más...

Ezio Auditore

Ezio Auditore da Firenze
Char machiavelli.png
Información biográfica
Nombre completo Ezio Auditore da Firenze
Nacimiento 24 de Junio, 1459 Florencia, Italia
Fallecimiento 1524 Florencia, Italia
Periodo de tiempo Renacimiento
Información política
Afiliaciones Asesinos, Familia Auditore
Referencias
Aparición
  • Lineage
  • Assassin's Creed II
  • Assassin's Creed II (Novela)
  • Renaissance
  • Discovery
  • Brotherhood
  • Brotherhood (Novela)
  • Project legacy
  • Ascendance
  • La cruzada secreta
  • Revelations
  • Revelations (Novela)
  • Embers
Actor de voz Devon Bostick

“Somos libres para elegir nuestro propio camino. Hay quienes están dispuestos a arrebatarnos esa libertad, y quienes renuncian a ella gustosos. Pero es la capacidad de elegir nuestra verdad la que nos hace humanos.”

  ―Fragmento del discurso de Ezio cuando se dirige hacía el pueblo tras asesinar a Savonarola y liberar Florencia en 1497.

Ezio Auditore da Firenze (Florencia, 24 de junio de 1459 – Florencia, 1524) es el personaje principal del videojuego Assassin’s Creed II. Este personaje ficticio fue un acaudalado noble florentino que vivió durante la época del Renacimiento y alcanzó gran relevancia histórica como miembro de la Hermandad de los Asesinos, en la que ingresó tras el asesinato de su padre y sus dos hermanos a consecuencia de una gran cospiracióntemplaria dirigida por la familia Borgia.

Tras ingresar en la Hermadad de forma no oficial a los 17 años (ingresaría de forma oficial en 1488, a los 29 años, cuando recibió el ritual tradicional), Ezio inició un largo camino de venganza, mediante el cual,ayudado por su tío Mario y otros importantes miembros de la Hermandad,acabó con la gran influencia templaria mantenida por la familiaBorgia en las ciudades italianas más importantes como Venecia o la propia Florencia, y culminó con un enfrentamiento final contra Rodrigo Borgia y con la apertura de la Cripta del Vaticano, confirmándose como El Profeta que describían las escrituras del Códice de Altair.
Conviene destacar que EzioAuditore está emparentado conAltair(AltaïrIbn-La’Ahad), Mentor de la Hermandad durante el siglo XII y uno de los miembros más importantes de la Historia de los Asesinos, y con Desmond Miles, miembro de la Hermandad de los Asesinos en la actualidad.

Biografía

  • Vida Temprana

"Esta vida es la mejor, ojala nunca cambie, ni nos cambie a nosotros."

―Ezio Auditore, a su hermano Federico, a la edad de 17 años.

Ezio Auditore Da Firenze nació el 24 de junio de 1459, convirtiéndose en el segundo hijo de los tres que tuvo el matrimonio entre el banquero florentino Giovanni Auditore y su mujer Maria.

Ezio disfrutó de haber nacido en el seno de una familia acaudalada como los Auditore y vivió una feliz juventud como noble florentino y aprendiz del banquero Giovanni Tornabuoni para suceder a su padre en el negocio familiar hasta los 17 años.

A dicha edad, en el año 1576, sucedieron varios acontecimientos que marcarían de forma definitiva su vida.

En primero lugar ese año se vio envuelto en una pelea con su hermano mayor Francesco y algunos amigos de la familia Auditore contra Vieri de Pazzi y sus amigos. Vierilogró escapar de la pelea, pero Ezio quedó herido en el labio, por lo que tras el enfrentamiento fue con su hermano en busca de asistencia médica. Esta herida recibida en esta pelea será la que le producirá su característica cicatriz que casualmente comparte con algunos de sus parientes mas relevantes históricamente como Altair o Desmond Miles.

Posteriormente, y tras seguir a su casa a una joven que había conocido ese mismo día en el mercado, una florentina llamada Cristina Vespucci, descubrió a Vieri acosándola y se enfrentó con él, saliendo de nuevo victorioso y obteniendo el amor de la chica como recompensa. Cristina sería el amor secreto de Ezio durante muchos años.

Ezio tuvo poco despúes que enfrentarse por primera vez al que sería otro de los personajes que aparecerán fugazmente en las siguientes entregas, Duccio de Luca, que se había prometido a su hermana Claudia pero también a otras jóvenes de la ciudad, lo que lleva a Ezio a disuadirle de una paliza. Esa misma noche comenzó también una de las que serían sus aficciones por muchos años, cuando su hermano Petruccio le pidió que le ayudase a recoger plumas de águila, en lo que Ezio sospechaba que sería un futuro regalo para su madre.

Al día siguiente conoció al que sería uno de sus más distinguidos amigos a lo largo de su vida, el famoso y reconocido artista Leonardo da Vinci, al que María, la madre de Ezio, le había encargado algunas pinturas.
Ejecución de los Auditore
Ezio: Espera… ¿tú sabías que esto pasaría?
Giovanni: No de esta forma y no tan de prisa, pero sí. Ahora ya no importa.

― Giovanni Auditore hablando con su hijo Ezio a través de la ventana de su celda

Poco después su padre le encargó llevar dos cartas a dos de sus contactos en la ciudad y recoger una tercera carta en un palomar. Ezio estaba llevando a cabo la misión que se le había encomendado cuando vió a varios guardias corriendo hacía la residencia de los Auditore y decidió volver a investigar lo sucedido. Allí la sirvienta Anneta le explicó que su casa había sido saqueada y su padre y sus hermanos habían sido arrestados. Ezio la encomienda proteger a su madre y a su hermana y llevarlas a la casa de su hermana, y decide acudir al Palazzo dellaSignoria, para intentar hablar con su padre. Allí consigue hablar con Giovanni a través de la ventana de su celda, y este le encomienda que vuelva a casa y busque un cofre oculto en su habitación.Ezio regresa y encuentra en este cofre el traje y las armas de Asesino de su padre, que había ocultado su pertenencia a la Hermandad hasta ese momento, así como varios documentos que demostraban la existencia de un complot contra el orden establecido en Florencia y contra los Auditore (que eran amigos de la familia gobernante, los Médici) orquestado por los Pazzi, rivales políticos de los Médici.

Ezio se vistió con el traje y se equipó las armas de su padre y decidió llevar los documentos que demostraban la conspiración al Gonfalonieri de Justicia de la República Florentina, Don Umberto Alberti le tranquilizó diciéndole que todo ha sido fruto de un mal entendido y que al día siguiente su padre y sus hermanos estarían de nuevo en libertad y le ofreció pasar la noche en su casa, aunque Ezio se negó.

Al día siguiente acudió a la audiencia en la plaza donde tuvo que observar impotente como Umberto se desentendía de la documentación entregada por Ezio y declaraba a los Auditore culpables de traición a la República, delito penado con la muerte, que se les aplicó en el momento a Giovanni y a los dos hermanos de Ezio, Francesco y Petruccio, en condición de cómplices. Umberto descubrió entonces a Ezio en la multitud y ordenó su apresamiento, obligando a Ezio a huir. Logró llegar a La Rosa Colta, el burdel que es también casa de Paola, la hermana de Anetta, y donde se alojaban la hermana y la madre de Ezio.
Venganza de Ezio
"¡Los Auditore no están muertos! ¡Yo sigo aquí! ¡Yo! ¡EzioAuditore!"

― Ezio Auditore, tras asesinar a Umberto.

Paola se ofreció enseñarle a pasar desapercibido ante los guardias que lo buscaban, con la excusa de que ella también fue traicionada en su momento, aunque realmente lo hiciera porque ella misma era miembro de los Asesinos, pero esto era algo que Ezio aún desconocía.

Paola también le enseñó a robar discretamente y le instó a ver a Leonardo Da Vinci para que le reparara la hoja oculta de su padre, que resultó dañada en uno de sus últimos encargos. Para ello Ezio entregó a Leonardo una de las hojas del Códice de Altair que su padre le había dejado en herencia, en la que se detallaba el mecanismo del arma. Leonardo le entregó el arma reparada a Ezio, que la estrenó contra un guardia que acusaba a Leonardo de complicidad con Ezio, buscado por traición.
Ya de vuelta en La Rosa Colta, Paola le informó a Ezio sobre la posibilidad de vengarse del Gonfalonieri ese mismo día, pues se sabía que iba a acudir a una exposición con los últimos trabajos de Veruccio en el patio interior de Santa Cruz. Ezio supo aprovechar la ocasión y logró infiltrarse en la exposición y asesinar a Umberto asestándole varias cuchilladas en el abdomen con su hoja oculta.
A su retorno al burdel, Paola le dio unos últimos consejos sobre cómo bajar su nivel de búsqueda en la ciudad mediante la retirada de carteles, soborno de heraldos y asesinato de oficiales. Ezio decidió entonces finalmente dejar Florencia con su madre y su hermana.

En el camino de huida se encontró a Vieri con sus hombres, que se disponía a matar a Ezio y a quedarse con su madre y su hermana, pero en ese momento Mario, el tío de Ezio, irrumpió en en escena con sus hombres y junto con Ezio lograron dar muerte a todos los hombres de Vieri, que se vió obligado a huir de la batalla. Mario llevó entonces a Ezio y a su madre y a su hermana a la Villa Auditore, en Monteriggioni.
Vida como Asesino
  • Primeros años como Asesino

"¡Ojalá hubieras sufrido más! ¡Has tenido el fin que merecías!"

― Ezio, tras asesinar a Vieri de Pazzi.

Ya en Monteriggioni, Ezio le explicó a su tío lo sucedido en Florencia y mostró su deseo de huir con su familia a España. Mario cayó en la cuenta entonces de que Ezio no sabía que su padre había sido un Asesino, y decidió, tras unos entrenamientos de Ezio con los hombres de Mario, explicarle brevemente el papel de su padre en la Hermandad e instó a Ezio a continuar con el trabajo de Giovanni, pero Ezio se revela e insiste en su decisión de huir a España. Mario le echó en cara que aquello era negar la herencia de su padre, por lo que poco después Ezio decidió finalmente quedarse y unirse a su tío en un ataque que este preparaba contra San Gimignano.

Una vez allí, y a pesar de que los hombres de Mario creían contar con el elemento sorpresa, fueron fruto de una emboscada, por lo que Mario encomienda a Ezio la labor de buscar y dar muerte a Vieri. Ezio cumple con su cometido, no sin antes ver como Vieri hablaba con su padre Francesco y su tío abuelo Jacobo así como con un español, Rodrigo Borgia. Ezio pudo escuchar como Rodrigo hablaba a los Pazzi de un gran golpe de los que ellos deberían ser los ejecutores.
La conspiración de los Pazzi en Florencia
“Mejor ser feliz en esta vida que aspirar a serlo en la venidera. Requiescat in pace.”

― Ezio, tras asesinar a Jacobo de Pazzi.

Tras matar a Vieri, y de vuelta en Monteriggioni, Ezio explicó a su tío lo que había oído y mostró su decisión de volver a Florencia para acabar con Francesco de Pazzi y frustar el intento golpista de los templarios, plan con el que Mario mostró su acuerdo.

Al día siguiente Ezio fue a hablar con Mario a su estudio, donde su tío le enseñó un panel con algunas de las hojas del Códice, y le explicó que dicho Códice había sido escrito por un antiguo Asesino llamado Altair y que su padre y él habían estado intentando recopilar sus hojas, y le señaló una especie de relación entre las formas de las hojas, que Ezio apuntó que podría ser una especie de mapa. Ezio se comprometió entonces a ir recolectando todas las páginas del Códice que se encontrara.
Fue también por aquellos días también cuando su hermana le habló de que su tío la había designado gestora de las finanzas de la Villa y de la urgencia de conseguir más dinero para reconstruirla y fortalecerla, cometido que Ezio aceptó de buen agrado. Ese mismo día su tío llevó a Ezio por primera vez a la cripta subterránea de la Villa, a la que se accedía por una puerta oculta en el despacho de Mario, y que contenía las estatuas de seis importantes Asesinos históricos, así como la estatua y la armadura y equipo de Altair, pero esta ultima oculta tras unas rejas que, tal y como explicó Mario a su sobrino, solo se abrirían si Ezio lograba encontrar los seis sellos correspondientes a las otras seis estatuas de Asesinos históricos.

Un tiempo después de estos acontecimientos, ya en 1478, Ezio regresó a Florencia para cumplir con su promesa de acabar con el plan que había oído urdir a los Pazzi con Rodrigo “el Español” tiempo atrás en San Gimignano.

Una de las primeras cosas que hizo en la ciudad fue visitar a su viejo amigo Leonardo Da Vinci, que se alegró de ver que Ezio le traía una nueva página del Códice, de la que supo extraer nuevas técnicas de asesinato con la hoja oculta para Ezio, y le dio además una segunda hoja oculta para el otro brazo. También le aconsejó que fuera a ver a “La Volpe”, un misterioso hombre local que podría ayudar a Ezio a llevar a cabo su misión.

No obstante no fue Ezio quien encontró a La Volpe, sino más bien La Volpe quien lo encontró a él, pues poco después, estando Ezio en el mercado de Florencia, fue víctima de un robo por sorpresa, y tras perseguir al ladrón, ya en los tejados, La Volpe se presentó ante Ezio, le ofreció sus servicios y le devolvió su dinero. Le dijo que sabía de una importante reunión de templarios que se iba a producir esa noche en Santa María Novella y lo llevó hasta allí. Ezio accedió por las catacumbas, donde además encontró el primero de los sellos de la cripta de Villa Auditore, el Sello de Darío, y logró escuchar a los templarios, que hablaban de dar el golpe al día siguiente, asesinando por sorpresa a los Médici en la misa domenical e instaurando a los Pazzi en el poder.

Ezio se presentó al día siguiente en la Misa Domenical, pero no pudo evitar la muerte de Giuliano de Médici a manos de Francesco de Pazzi, pero sí proteger a Lorenzo de Médici con la ayuda de sus hombres, y escoltarlo hasta su casa, pues estaba herido. Allí Lorenzo encarga a Ezio matar a Francesco, que había sido visto buscando un acceso al Palazzo de la Signoria. Ezioencotró a Francesco en los tejados del Palazzo, y tras perseguirlo le dio muerte. El cádaver de Francesco fue colgado semidesnudo frente al Palazzo por los partidarios de los Médici, como advertencia a Jacobo de Pazzi y sus partidarios, que se creían victoriosos tras los acontecimientos de esa mañana.

Poco después, cuando Lorenzo ya hubo sanado, Ezio se reunió con él en Puente Veccio para preguntarle por el paradero de Jacobo de Pazzi, que Lorenzo ignoraba. No obstante Lorenzo le proporcionó los nombres de cuatro importantes cómplices de Jacobo que podrían ayudarlo en su búsqueda: Antonio Maffei, Stefano da Bagnone, Bernardo Baroncelli y Francesco Salviati; y le obsequió también con una página del Códice que pertenecía a Francesco de Pazzi antes de su muerte. Esta página contenía instrucciones que permitieron a Leonardo da Vinci incorporar una pequeña cámara de veneno a la hoja oculta. Acto seguido Ezio habló con Mario de la lista de cómplices, y este se aseguró de poner a sus hombres a buscarlos.

Así, con la ayuda de los hombres de su tío Ezio acabó con los cuatro templarios, que dieron en su lecho de muerte diferentes pistas que le llevaron a Ezio a encontrar a Jacobo camino a una reunión a las afueras de Florencia, junto a las estatuas de los dioses romanos. Allí Ezio fue testigo de como Rodrigo Borgia reprendía duramente al cabeza de familia de los Pazzi y vió como lo mataba finalmente. A pesar de que Rodrigo anunció a Ezio que sabía que estaba allí y de que el español mandó a sus hombres contra él, logró acabar con todos ellos y poner fin al sufrimiento de Jacobo, que aún yacía herido.

Ezio vería recompensados sus esfuerzos por acabar con los Pazzi con una capa Médici que le entregó el mismo Lorenzo.
La conspiración de los Barbarigo en Venecia
“¿Quiénes son los verdaderos nobles de esta ciudad? ¿Hombres como Carlo Grimaldi o Marco Barbarigo? ¡No! Somos nosotros, los ladrones y las prostitutas. Mientras luchamos por salvar a la gente de esta ciudad, los nobles la usan como juguete.”

― Antonio, jefe del colectivo de ladrones de Venecia, sobre las luchas por el poder de la nobleza veneciana.

Dos años después, en 1480, Ezio se enteró de que Leonardo planeaba trasladarse a Venecia, y dado que él sabía que había varios hombres fuertes de la Orden del Temple en aquella ciudad, decidió acompañarle, y tras escoltarle en su camino por las montañas hasta Forli, allí tomó junto a Leonardo un barco que los llevó hasta la ciudad de destino, gracias en parte a la colaboración de Caterina de Sforza, que le facilitó a Ezio el pase necesario para viajar a Venecia como agradecimiento por recogerla de una costa en la que se había quedado aislada y llevarla hasta el muelle.

Una vez en Venecia (corría ya el año 1481) Ezio y Leonardo fueron recibidos por Alvise Da Vilandino, quien se encargó de darles un paseo por la ciudad enseñándoles los puntos más destacados de la misma hasta el nuevo de taller de Leonardo.

Poco después, Ezio acudió al Palacio de la Seda donde le habían dicho que se ocultaba Emilio Barbarigo, su primer objetivo allí en Florencia. Justamente en aquel momento intentaba subir por los muros del Palacio una ladrona, que cayó herida por un flechazo. Ezio reconoció a la ladrona, que le había atropellado cuando daba su paseo inicial por la ciudad. Le ofreció ayuda, y con la posterior colaboración de Ugo y otros ladrones del lugar lograron ponerla a salvo en la sede del gremio, y allí Antonio, el líder local de los ladrones pudo asistirla y extraerla la flecha. Tras esto, Antonio se mostró encantado de ver a Ezio, a quien dijo haber seguido sus pasos, y le pidió la colaboración en un nuevo plan que estaba elaborando para asaltar el Palacio.

Ezio aceptó y estuvo haciendo diversos trabajos para los ladrones: Rescató a los que estaban presos por los hombres de Emilio, robó el equipo de los arqueros del Palacio para dárselos luego a los ladrones, e incluso consiguió delatar y dar muerte a varios ladrones traidores que informaban de sus movimientos al enemigo. A cambio los ladrones enseñaron a Ezio nuevas técnicas para moverse por los tejados y le ofrecieron su colaboración siempre que lo necesitara. Esta mutua colaboración sería el inicio de una larga y fructuosa relación entre el citado gremio y Ezio a lo largo de toda su vida.
Este plan culminó cuatro años después con la toma del Palacio de la Seda a manos de Ezio y los ladrones. Ezio consiguió además asesinar a Emilio Barbarigo, y además consiguió escuchar antes de su muerte como Carlo Grimaldi le contaba que habría una importante reunión de templarios con el Maestre días después. Tras esto Ezio se reunió con los ladrones, que tomaron el Palacio y devolvieron los bienes robados a los cuidadanos, y Antonio le recompensó con una buena suma de dinero.
El día de la reunión de los templarios Ezio siguió a Carlo Grimaldi y Silvio Barbarigo hasta la misma, donde se encotraron con Marco Barbarigo y el Maestre, Rodrigo Borgia. Allí, el Español les dio instrucciones para tomar el control de la ciudad: Carlo, cercano al Dogo Mecenigo que gobernaba en ese momento, sería encargado de asesinarlo envenenándolo, y Marco Barbarigo ocuparía su lugar como Dogo.

Ezio volvió para hablar con Antonio y le explicó los planes de los nobles y Antonio le acompañó al Palacio Ducal para encontrar una forma de entrar en ella y salvar al Dogo Mecenigo, pero fue en vano.
Ezio recordó entonces la máquina voladora que había visto en el carro de Leonardo da Vinci cuando viajaban desde Florencia y fue a preguntar a su amigo si podía usarla. Leonardo se la dejó y Ezio realizó una prueba de vuelo, pero la máquina se estrellaba rápidamente.
Entonces Leonardo ingenió un sistema para mantenerla en el aire mucho más tiempo: colocarían hogueras por toda la ciudad y cuando la máquina las sobrevolara el ascenso del aire caliente elevaría la máquina de nuevo.

Ezio se encargó de eliminar los guardias de las posiciones estratégicas que usarían para las hogueras y los ladrones de Antonio se encargaron de encenderlas en la puesta de Sol.

Logró llevar a cabo el plan con éxito, y consiguió atravesar la ciudad volando con la máquina hasta los tejados del Palacio. Una vez allí, se infiltró en las estancias del Dogo, que jugaba una partida de ajedrez con Carlo Grimaldi, pero fue demasiado tarde, ya que el Dogo ya había bebido la copa envenenada. Ezio solo pudo acabar con la vida de Carlo, que lo acusaba de la muerte del Dogo.
Ezio logró escapar del Palaico Ducal, pero para entonces toda la ciudad de buscaba por el asesinato del Dogo Barbarigo. Afortunadamente aquella noche empezaba el Carnaval de 1486, por lo que le bastó con pedirle una máscara a su amigo Leonardo para ocultar su identidad. Leonardo logró además descifrar otra página del Códice y agregarle un pequeño cañón de mano a la hoja oculta, y le indicó que podría encontrar a Antonio en el distruto de Dorsoduro, en compañía de la hermana Teodora, una monja veneciana que tenía un concepto muy particular de la religión cristiana.

Ezio encontró a Antonio en el burdel de la hermana Teodora, y allí discutieron un plan para acabar con el nuevo Dogo, y Teodora le explicó que podía asesinarlo en la fiesta de Carnaval privada que iba a realizar esa noche, pero que para ello necesitaría una máscara de oro.
Estas máscaras estaban numeradas y controladas, por lo que la única forma de hacerse con una sería ganando la que se sorteaba como premio al ganador de los cuatro juegos de Carnaval que se celebraban esa misma noche.

Ezio acudió a los juegos, pero a pesar de que ganó todos ellos, en el momento de la entrega del premio una señal de Silvio Barbarigo hizo que el presentador de los premios otorgara la máscara a Dante Moro, el asistente y guardaespaldas personal del nuevo Dogo, Marco Barbarigo.
De esta forma, Ezio se vió obligado a robarle la máscara a Dante con la ayuda de las cortesanas, que le distrajeron mientras Ezio se la sustraía. Así consiguió entrar en la fiesta privada, y una vez allí, después de que el Dogo pronunciara su discurso desde su barca, disparó al nuevo gobernante desde su posición de incógnito en la fiesta.

Tras huir del lugar y ponerse a salvo en el burdel de la hermana Teodora, unos días después se reunió con Antonio, que lo hizo llamar para presentarle al que sería el nuevo Dogo, Agustino Barbarigo, que era hermano de Marco pero que a diferencia de él no tenía ninguna relación con el círculo de influencias de Rodrigo Borgia. Antonio y Agustino le explicaron a Ezio que Silvio había logrado huir y se había encerrado en el Arsenal, que tomó con la ayuda de doscientos mercenarios. Antonio propuso asediarlo con el ejército de BartolomeoD’Alviano, que no guardaba ninguna simpatía por Silvio.

Ezio fue a buscar a Bartolomeo a su casa, que actuaba a su vez como cuartel general de su ejército, pero allí solo encontró a uno de sus hombres herido. Este le explicó que el cuartel había sido atacado y que tenían preso a Bartolomeo y a muchos de sus hombres. Ezio rescató a Bartolomeo de la jaula donde se encontraba preso y de vuelta en su cuartel le contó sus planes de asediar el distrito militar tomado por los hombres de Silvio.
Bartolomeo aceptó colaborar pero le pidió que antes liberara al resto de sus hombres, que continuaban presos en manos de los hombres de Silvio.

Despues de que Ezio los liberara acordaron un plan para el ataque al Arsenal: Ezio despejaría con la ayuda de los hombres de Bartolomeo diversos puntos de la ciudad y los dejaría allí, listos para atacar a su señal y distraer así a los hombres de Silvio del ataque al Arsenal.

Así lo hicieron, y a la señal de Ezio los hombres de Bartolomeo capitaneados por el propio Bartolomeo atacaron y entraron en el Arsenal, y mientras ellos peleaban con los guardias Ezio tuvo vía libre para asesinar a Silvio Barbarigo y a su guardaespaldas, Dante Moro. Silvio confesó en su lecho de muerte que él no aspiraba al cargo de Dogo, sino que aquello no era sino una mera maniobra de distracción para ocultar sus verdaderas intenciones, dejar Venecia en barco. Dante completó la frase y le dijo que planeaban dirigirse a Chipre, aunque no le dio tiempo a explicar para qué. De este modo, Ezio volvió con los hombres de Bartolomeo pero se negó a participar en la celebración, puesto que su cometido no había acabado, pues aún tenía que averiguar porque Silvio y sus hombres planeaban viajar a Chipre.
Primeros años como Asesino oficial
“Se vaticinó la llegada de un Profeta. Y aquí estás tú, sin que nosotros lo supiéramos. Puede que tu seas la persona a la que buscamos.”

― Nicolás Bernardo de Maquiavelo, miembro de la Hermandad de Asesinos, anunciándole a Ezio que él es el Profeta.

Dos años después, en 1488, Ezio, en su vigesimonoveno cumpleaños recibió de Rosa, la ladrona, la lista de embarque del barco que zarpó dos años antes hacía Chipre, y lo más sorprendente, ella le dijo que el barco tenía previsto llegar a Venecia al día siguiente. No menos importante fue la información que le dio su amigo Leonardo ese mismo día, pues le explicó que había extraído un mensaje de las dos últimas páginas del Códice juntando las marcas del dorso de las mismas. Este mensaje decía que el Profeta aparecería cuando el segundo Fragmento llegase a Venecia. Ezio entendió que la profecía se refería a un Fragmento del Edén, y que ese Fragmento llegaría con el barco de Chipre al día siguiente.
Al día siguiente Ezio logró averiguar donde tenían el cofre con el Fragmento y se hizo pasar por el guardia de la ciudad que portaría el cofre, escoltado por otros tres guardias, hasta el punto de encuetro con Rodrigo Borgia. Allí, Ezio asesinó a uno de los guardias y se reveló ante Rodrigo, que pidió a los otros dos guardias que se alejaran y les dejaran a solas. Rodrigo afirmó ser el Profeta, y reclamó para sí el contenido del cofre, que Ezio se negó a entregarle. Los dos se enfrentaron en combate al que pronto se unieron más hombres de Borgia hasta que apareció el tío de Ezio, Mario Auditore, junto a los demás Asesinos que habían ayudado a Ezio a lo largo de su vida (El Zorro, el líder de los ladrones venecianos Antonio, Paola la regente del burdel La Rosa Colta de Florencia, la hermana Teodora y BartolomeoD’Alviano) y a otro Asesino hasta el momento desconocido para Ezio, Nicolás Bernardo de Maquiavelo. Estos derrotaron junto a Ezio a los hombres de Rodrigo, que huyó sin más remedio que dejar atrás el cofre con el Fragmento. Los Asesinos reconocieron al fin su condición ante Ezio, Nicolás se presentó y le dijo a Ezio que asumían que él era el verdadero Profeta. Esa misma noche hicieron oficial la condición de Asesino de Ezio mediante la práctica del ritual tradicional en una torre de la ciudad y la realización del clásico Salto de Fe de los Asesinos.
Batalla de Forli
“Ludovico: Caterina está loca enviándote a ti.
Ezio: Más loco estás tú, que mueres por un puñado de monedas. ¿Merece la pena?
Ludovico: Más de lo crees. El Maestre ha logrado lo que quiere gracias a mi.”

― Últimas palabras de Ludovico Orsi, tras ser asesinado por Ezio.

Poco después de su introducción oficial en la Hermandad, Ezio se reunió con Mario, Nicolás y Leonardo en el taller de este último, para investigar el recién adquirido artefacto. En un momento dado Ezio toca el fruto y este se activa repentinamente mostrando diversas imágenes holográficas brillantes por toda la estancia. Una vez desactivado, Nicolás advirtió sobre el peligro que supondría que cayera en las manos equivocadas y sugirió esconderlo en Forli, ya que allí estaría bien protegido en manos de Caterina Sdorza, aliada de los Asesinos.

Días después Nicolás y Ezio se reunieron con Caterina en Romaña y fueron caminando hasta la ciudad, en cuyas puertas descubrieron que Forli había sido tomada por los hermanos Orsi: Checco y Ludovico, que buscaban el Fruto y además un mapa con las localizaciones de las restantes páginas del Códice que había sido elaborado por el ya difunto marido de Caterina, Girolamo Riario, que lo elaboró especialmente para la Orden Templaria, para quienes trabajaba.

Ezio logró entrar en la ciudad tomada por uno de los túneles de entrada para barcos de la muralla, y abrió las puertas principales, para permitir al grupo de Nicolás y Caterina entrar en la ciudad. Llegando a la fortaleza familiar de los Sforza, allí se encontraron que dos de los hijos de Caterina, Ottaviano y Bianca, habían sido secuestrados por los hermanos Orsi como rehenes a cambio del Fruto y el mapa.
Ezio logró rescatar a los hijos de Caterina, para lo cual tuvo que asesinar a uno de los hermanos Orsi, Ludovico, pero a su regreso a Forli descubrió que el secuestro no fue sino un arma de distracción para atacar la fortaleza de los Sforza y robar el Fruto, ya en manos del otro hermano Orsi, Checco. Ezio persiguió y consiguió dar caza aChecco, asesinándolo y quitándole el Fruto, no sin antes recibir un corte en el abdomen por parte del Checco, que tras el enfrentamiento dejo a Ezio en el suelo inconsciente, aunque despierto lo suficiente como para ver como un monje vestido de negro con un dedo faltante en una de sus manos le arrebataba el fruto de entre sus dedos.
Ezio despertó días despues en la Fortaleza de los Sforza, donde Caterina había cuidado de él. Caterina le hizo entrega del mapa de su marido y traes oir las explicaciones de Ezio le dijo que buscara al monje en la iglesia que había a las afueras de la ciudad. Allí, otro monje le sugirió continuar su búsqueda en San Vincenzo, en el centro de Forli. En San Vincenzo otro monje le dio finalmente el nombre del monje de nueve dedos que buscaba: GirolamoSavonarola.
Hoguera de las Vanidades
"Savonarola: Eres tú. Sabía que llegaría este día. Por favor, ten piedad.
Ezio: La tengo. Vete, y que sea tu dios quien te juzgue. Requiescat in Pace."

― Ezio, tras asesinar a Savonarola, evitándole una muerte lenta en la hoguera.

Ezio partió poco después hacia Florencia en busca de Savonarola. Allí, se reunió con Maquiavelo, que le explicó que el monje se había hecho con el control de la ciudad y que mantenía un férreo poder sobre ella mediante el control de una serie de importantes personalidades a su voluntad gracias al Fruto. Ezio y Nicolás tramaron un plan por el cual Ezio asesinaría a las principales personas de influencia controladas por Savonarola, permitiendo así la sublevación del pueblo contra Savonarola, dejándolo expuesto como un blanco fácil para robarle el Fruto.

Y así lo hizo Ezio. Durante los siguientes días, Ezio estuvo localizando y dando caza a hasta nueve importantes personas de gran infuencia en la ciudad controladas por Savonarola, desde heraldos a mercaderes, sacerdotes o capitanes de guardia. Hecho esto, el pueblo terminó por concentrarse frente al palacio donde se alojaba Savonarola, y mientras el monje trataba de doblegarlos con el poder del Fruto, Ezio logró dispararle a la mano antes de que pudiera accionar el Fragmento. Mientras los ciudadanos se abalanzaban sobre Savonarola, un guardia aprovecho para recoger el Fruto que el monje había dejado caer tras el disparo. Ezio persiguió al guardia hasta recuperar el Fragmento. Una vez estuvo el Fruto en su poder, Ezio volvió a la plaza para detener el sufrimiento de Savonarola, al que el gentío había atado a una hoguera. Le proporcionó una muerte rápida y se dirigió al pueblo, diciéndoles que la libertad era el mayor bien que poseían y que no debían doblegarse ante nadie, ni siquiera ante él.
Enfrentamiento con Rodrigo Borgia
“Matarte no me devolverá a mi familia. He terminado.”

― Ezio, perdonándole la vida a Rodrigo Borgia, tras derrotarlo en combate.

Años después, ya en 1499, tras las diversas vivencias de Ezio en Florencia y Forli y tras recoger las páginas del Códice restantes, Ezio se reunió con la cúpula de los Asesinos en el despacho de si tío Mario en la Villa Auditore para colocar las páginas en el panel reservado para ese efecto que había en la habitación. Así descubrieron que las páginas formaban un Mapamundi completo que señalaba la localización de la cripta citada por la profecía. La Cámara se hallaba en Roma, bajo la Ciudad del Vaticano. Los Asesinos entendieron entonces porqué Rodrigo Borgia había luchado en los últimos años para llegar a ser Papa. Como Sumo Pontífice, El Español tendría acceso a la cripta y al Cetro Papal, que debía ser el segundo Fragmento del Edén faltante. Aún no podría abrir la Cripta, pues le faltaba el Fruto, que seguía en poder de Ezio, pero era preciso que este viajara al Vaticano y se encargara él mismo de asesinar a Rodrigo y abrir la Cámara para comprender que secretos escondía. Ezio se comprometió a llevar a cabo la misión, mientras los otros Asesinos crearían disturbios en la Ciudad para distraer a las fuerzas del Papa.

Ezio viajó ese mismo año al Vaticano, y consiguió escalar sus muros e infiltrarse en la Capilla Sixtina, entonces en construcción, e interrumpir una Misa que estaba presidiendo el Sumo Pontífice. Ezio se lanzó desde los andamios sobre Rodrigo, y se dispuso a darle muerte con su hoja oculta, pero el Papa bloqueó su movimiento y se defendió con el poder de su Cetro,que hizo caer a todos los cardenales y demás clérigos presentes, pero que no surtió efecto sobre Ezio, que tenía consigo el Fruto. Ezio hizo uso del mismo y creo varias réplicas de sí mismo para que le ayudaran en combate, pero a pesar de todo Rodrigo consiguió arrebatarle el Fruto y asestarle finalmente una puñalada en el costado al Asesino, que cayó tendido sobre el suelo de la Capilla mientras Rodrigo abría el mecanismo que llevaba al piso circular inferior, que tenía en sus muros la puerta de la Cripta. Ezio logró sobreponerse al dolor y seguirle al piso inferior, mientras Rodrigo intentaba abrir la puerta de la Cámara, sin éxito. Ezio le invitó a un último combate, en aquella ocasión sin Fragmentos del Edén ni Armas, solo con sus puños. Esta vez el Asesino consiguió vencer, aunque le perdono la vida a Rodrigo, al que tan solo dejó dolorido en el suelo mientras él abría la puerta de la cripta con la ayuda del Cetro y el Fruto.
Apertura de la Cámara del Vaticano
¿Qué? ¿Quién es Desmond? No entiendo. ¡Espera, por favor! ¡Tengo muchas preguntas!
― Ezio, dirigiéndose en vano a la holografía de Juno, que ya se desvanecía.

Una vez dentro de la Cámara, Ezio vio como se activaba ante él un holograma de una presencia en apariencia humana y femenina. El holograma empezó a hablar y reveló ser Juno, una de Los Que Vinieron Antes, una especie inteligente al parecer existente en la Tierra hace miles de años, de apariencia similar a los humanos, a quienes crearon a su imagen y semejanza pero dotados de mucho menos poder, por lo que los humanos los trataron como dioses. Según explicó Juno, llegó el momento en el que los humanos decidieron rebelarse contra Los Que Vinieron Antes, y entonces empezó una cruenta guerra entre ambas especies, que se vio súbitamente interrumpida por un accidente astronómico (no definió cual) que sumió el planeta en el caos y la destrucción, y que apenas dejó algunos supervivientes, tanto humanos como de la otra especie. Juno aseguró que su mensaje no era para Ezio, que escuchaba atónito las palabras del holograma, sino para alguien que la escucharía a través de él, siendo el papel de Ezio el de un mero Profeta a través del tiempo. Finalmente se dirigió hacía ese alguien, que resultó ser Desmond Miles, y le dijo que debía encontrar los demás templos construidos por su civilización para prevenir del desastre que iba a suceder en el 2012, y que debía tener cuidado con los templarios que se interpusieran en su camino. Finalmente el holograma se consumió, dejando a Ezio absolutamente confuso y lleno de interrogantes acerca del mensaje que acababa de presenciar.

Curiosidades
  • Los nombres Ezio y Altair tienen signifcados similares. Altair significa “el que vuela” mientras que Ezio significa “Águila”.
  •  Como Altair y Desmond, Ezio tiene una cicatriz en el labio. Se la hizo en la pelea contra Vieri de Pazzi, a los 17 años, recibiendo una pedrada.
  • Ezio ha sido gravamente herido en combate en dos ocasiones: durante su forcejeo con Checco Orsi para recuperar el Fruto en Forli, y durante la lucha con Rodrigo Borgia en la Capilla Sixtina del Vaticano.
  • Se ha especulado con la posibilidad de que existiera realmente un Ezio Auditore, aunque en realidad solo habría sido un banquero florentino.


Autor: Alfax13
    Leer más...

    Tweets

    Tagboard

    Asesinos Contemporáneos